Billy Collins- El arte de ahogarse

Adoro a Billy Collins. No sé si se ha traducido nada al español, como tengo la fortuna de dominar bien el inglés, he podido leerme sus libros. Su poesía es directa y a la vez increíblemente compleja, su forma de recitar -tan seca y monocorde- crea un doloroso distanciamiento irónico sobre las imágenes que crea. Pero aún siendo un poeta en ocasiones realmente gracioso, por debajo del humor siempre está la navaja de la tragedia, y cada una de sus ironías se convierte en un golpe certero al corazón.

Le descubrí gracias al proyecto Billy Collins Action Poetry, en que sus poemas son representados como animaciones. El nuevo corto que se suma a esta galería es “The Art of Drowning”, que es casualmente uno de mis poemas preferidos de Collin. En fin, sin más preámbulos, el corto y abajo mi traducción. Me tomo un par de licencias, pero ciertas cosas en inglés suenan farragosas en castellano y hay que ajustar levemente el peso de algunas palabras: la traducción de poesía es siempre una balanza entre fidelidad y ritmo, y bueno, yo no soy el mejor traductor del universo, pero se hace lo que se puede.

El arte de ahogarse

Me pregunto cómo comenzó, este asunto
de ver tu vida centellando ante tus ojos
mientras te ahogas, como si el pánico, o el acto de sumergirse
pudiese sobresaltar el tiempo a tal compresión,  aplastando
décadas en el vicio de tus desesperados segundos finales.

Después de caer del barco de vapor o siendo arrastrado
en un torrente de inundación, acaso no desearías
un análisis más pausado, una mano invisible
haciendo pasar las páginas de un álbum de fotos-
tú encima de un pony o soplando velas con un cono por sombrero.

Qué tal un corto animado, o un pase de diapositivas?
Tu vida expresada en un ensayo, en una fotografía modelo?
No sería cualquier forma mejor que éste súbito destello?
Toda tu existencia estallando en tu cara
en una ardiente explosión de biografía-
nada parecida a los tres volúmenes que previste.

Los supervivientes quieren hacernos creer en un resplandor
aquí, un rayo de verdad bifurcándose en el agua,
una Luz última antes de que se apague toda luz,
alborando en ti con todo su tonelaje megalítico.
Pero algo centella ante tus ojos
mientras desciendes, probablemente será un pez,

una curva veloz de plata desenfocada que se aleja,
que nada tiene que ver con tu vida o con tu muerte.
La marea te tomará, o el lago lo aceptará todo
mientras te hundes hacia un desorden de algas,
dejando atrás lo que ya has olvidado,
la superficie, ahora invadida
por el alto paseo de las nubes.

– Billy Collins

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: