Bientôt l’été: Je t’aime, moi non plus

bientot_l_ete-space-sunset-femme

Bonjour madamme, palez-vous français? Ananas, Jacques Cousteau, cassez-toi pauvre con, féaux du fa fa. Je t’aime, moi non plus. Vale, el francés es la lengua del amor, ¿sí? Eso dicen. Yo creo que hay dos tipos de personas en este mundo: aquellas a las que le gusta la lengua francesa y aquellas a las que le gusta la lengua francesa pero se niegan a admitirlo porque les suena a chauvinismo. Yo no tengo ningún reparo en decir que me gusta, incluso Baudelaire hablando de muerte y carroña suena delicioso cuando lo remata todo con palabras tan elegantes como “miasmes”, “cercueil”, “charrogne” o “conin”.

El caso es que Tale of Tales comparten conmigo este amor por la lengua gangosa. En este caso parece que les gusta mucho Marguerite Duras, es por ello que han tomado pasajes de su novela Moderato Cantabile para construir esta extraña experiencia interactiva. La novela trata sobre las relaciones de una pareja que se reúne para hablar en un café, y sus torturadas existencias de burgueses presos de un ennui deprimente. El juego trata también sobre la relación entre dos personas solitarias, en este caso astronautas abandonados en una estación espacial, que usan la simulación virtual de una playa y un café para establecer relación con otros viajeros espaciales.

bientot_l_ete-space-casino-homme-stepsLa mecánica del “juego” es realmente sencilla: primero caminamos por la playa recogiendo frases en la arena, todas ellas extraídas del libro de Duras. Luego entramos en el café, donde unas piezas de ajedrez simulan nuestras opciones de diálogo, usando únicamente las frases recogidas en la arena. Frente a nosotros está el otro personaje, idealmente controlado por otro jugador, aunque en general estaremos frente a una IA, puesto que no suele haber nadie conectado. Los diálogos de esta segunda parte son generaciones semi-arbitrarias creadas a partir de frases del libro, y crean curiosas mezclas: en ocasiones los diálogos son absurdos, pero a veces por sorpresa surgen algunos intercambios muy afilados, cuya crueldad es más cortante gracias a las desencantadas voces francesas que leen los textos.

Todo esto puede sonar a auténtica monstruosidad experimental, pero lo cierto es que Bientôt l’Été posee una estructura bien planificada, y produce sensaciones nada desdeñables, buscadas a través de pequeños detalles. La playa es mi parte preferida, es un lugar quieto y melancólico, pero se cae por las costuras: al llegar al final del mapa divisamos el espacio exterior que está ocurriendo fuera de la simulación,bientot_l_ete-space-cyber-radio los ecos de otra soledad distinta. El personaje se mueve con una lentitud bastante lánguida, sin embargo al cerrar los ojos (sí, hay una tecla para cerrar los ojos) se revela la realidad de la playa como un código: el protagonista puede moverse a toda velocidad a través de este universo codificado y llegar de un extremo a otro de la playa en pocos segundos. Al volverlos a abrir, veremos que unos pocos segundos en el código son muchas horas en la playa: el sol se pone, y de la noche pasamos a un amanecer grisáceo. Después de cada fase, además, aparecen objetos especiales que podemos recoger en la playa, y que se exponen como los restos de algún pasado remoto. La playa se convierte entonces en la metáfora de una memoria.

Las conversaciones surrealistas de pareja de la segunda fase me resultan más rutinarias, seguramente porque al hablar con una IA que elige frases totalmente al azar, no he experimentado Bientôt l’Été en su totalidad. Me gusta el ambiente de tedio burgués, las viejas canciones francesas, la posibilidad de fumar o beber en lugar de decir algo. Es una planificación intrigante que en ocasiones produce buenos resultados, aunque muchas veces se torna repetitiva y no hace especial eco. El concepto me parece interesante, pero tengo la impresión de que falta algo en esta segunda parte, quizá la posibilidad de mirar alrededor y ver el resto del café.

No sabría decir si Bientôt l’Été es una pretenciosidad o una obra de arte, lo cierto es que al principio estuve a punto de tacharlo como otro producto para intelectualillos de postín. Con un poco de paciencia he aprendido a apreciar las sutilezas narrativas del juego, y especialmente la cualidad hipnótica de su apartado sonoro. Sin embargo, tampoco me he sentido especialmente arrebatado por todo esto, al final todo lo que ha permeado es la sensación de soledad y tedio de los personajes de la novela. Es probable que la aplicación esté buscando recrear este sentimiento en mi cabeza como parte de su proceso, pero no estoy seguro de que esta sensación de aislamiento y sin sentido sea algo de lo que pueda disfrutar.

bientot_l_ete-space-table-top-impossibleTampoco puedo obviar lo más evidente de todo: el “juego” cuesta diez dólares. No, peor: la versión total cuesta cuarenta, pesa el doble y tiene texturas en alta resolución y mejor sonido, además de la banda sonora. Pensar que la versión definitiva del juego cuesta cuatro veces más me resulta paralelo a algunos de los peores recursos de la industria triple A. Además, las exigencias técnicas que exige el juego están muy por encima de lo que el juego ofrece. Está realmente mal optimizado, unos polígonos sencillos y unos cuantos efectos no deberían estar haciendo llorar a mi tarjeta gráfica. Quizá haya que pensárselo bien antes de comprarlo, sin duda una oferta temporal de Steam o su inclusión en uno de los paquetes de juegos indie lo hagan una oferta más sólida. Es una pena, porque la experiencia es sólida y está relativamente bien realizada, hace buen uso de las mecánicas de los juegos para explicarnos algo totalmente distinto, haciendo hincapié en la incapacidad que tenemos para comunicarnos en un estado de aislamiento emocional.  Pero eh, si eres un burgués francés atrapado en una vida sin sentido, quizá este producto te ofrezca la tortura espiritual que te mereces.

bientot_l_ete-space-femme-La_mer

Anuncios
Comments
2 Responses to “Bientôt l’été: Je t’aime, moi non plus”
  1. mercè dice:

    Si Marguerite Duras levantara la cabeza……

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: